Llevamos unos cuantos años inmersos en un cambio de época, en una transformación digital que ha afectado al 100% de la empresa y de los sectores, por ende al 100% de la sociedad.

¿Recordáis la época en la que se empezaban a instalar los bluetooth en los coches y veíamos a personas hablando solas dentro del coche? Al principio se les tildaba de “locos” porque hablaban y gesticulaban sin acompañante con el que hablar. Hoy muchos llevan los auriculares conectados por bluetooth, sin cables y van hablando y gesticulando solos por la calle, pero lo vemos de lo más normal del mundo.

En el mundo empresarial ha pasado lo mismo, aunque el ERP naciera en los años 50, no fue hasta la década de los 90 cuando se implantaran los sistemas como los conocemos hoy en día, justo cuando Prinex dio sus primeros pasos.

Si bien el CRM nació más tarde que el ERP, también ha ido evolucionando, bien como soluciones independientes o incorporadas a los ERP, previendo así de una solución completa a las empresas.

¿Pero es suficiente a día de hoy?

La verdad, y como muchas empresas han visto, es que no.

Hoy se habla y se lee mucho acerca de que la transformación digital ha convertido al cliente en el centro de atención de las empresas. Craso error, el cliente ha sido toda la vida el centro de cualquier empresa, sin ellos no hay empresa.

De igual manera se dice continuamente que el cliente de ahora es más exigente. Otro gran error, el cliente siempre ha sido exigente con los servicios que adquiere.

La diferencia radica en que el cliente hoy cuenta con mayores posibilidades de expresar lo que piensa y siente ante un producto, un servicio o una marca, gracias a las redes sociales, blogs, foros online, etc., pero no por ello son más exigentes, lo que ocurre es que las empresas hoy están más expuestas a la opinión pública.

Muchas empresas han estado ojo avizor a los cambios que ha conllevado la transformación digital y han sabido adaptarse a ella, pero aún hay muchas empresas de diferentes sectores que siguen sin adaptarse tecnológicamente a los cambios que no sólo exige la propia actividad, sino que lo exigen sus propios clientes.

En Prinex siempre hemos trabajado en el desarrollo y actualización de nuestro ERP a las necesidades del cliente, tanto Prinex RE como Prinex NAV. Pero hemos decidido dar un paso adelante y desde hace más de un año hemos venido desarrollando aplicaciones móviles y soluciones web encaminadas a mejorar y automatizar tanto la actividad y recursos, como la gestión y atención al cliente de las empresas del sector inmobiliario, todas ellas conectadas con el ERP.

Hoy, los clientes de Prinex disponen de diferentes Apps a través de las cuales pueden mantener y fomentar el vínculo tanto con sus proveedores como con sus clientes finales. Desde una App de Catálogo Interactivo a través de la cual el cliente tendrá acceso a toda la información de la promoción en 2D y 3D o incluso podrá realizar la reserva de la vivienda que desea comprar en el mismo momento en que toma la decisión sin tener esperar para formalizarlo a tener tiempo de acercarse a las oficinas o la caseta de ventas, a una App, Prinex SIC, donde el cliente final dispone de toda la información vinculante a la compra de la vivienda de manera actualizada y desde la que además puede mantener un contacto directo con la promotora.

Hoy, los departamentos de Posventa de las promotoras y constructoras disponen de la App Prinex Posventa a través de la cual dan de alta las incidencias técnicas en una promoción de manera fácil e intuitiva y saben en tiempo real el estado de cada una de ellas.

Gracias a la combinación de experiencia de nuestros clientes en su día a día y a la tecnología hemos desarrollado nuevas herramientas y soluciones encaminadas a mejorar eficiencia y calidad de todos nuestros procesos, tanto internos como de relación con el cliente.

Si estás interesado en saber más sobre las Apps que tenemos disponibles hoy y las que estamos desarrollando, estaremos encantados de contártelas.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial